Historia

historica

El Club Alpino Madrileño actual es el fruto de un proyecto concebido para ir integrando de una forma lenta y progresiva tanto a los montañeros  que van por libre como a otros grupos de montaña de pequeño tamaño de Madrid bajo el principio del “juntos podemos”. Nuestras raíces provienen de 1967, fecha en la que están registrados los socios más antiguos.

Este proyecto como tal, se pone en marcha en 1990 desde Montañeros Madrileños que contará con un crecimiento constante desde esa fecha hasta su convergencia en 2004 con el antiguo Club Alpino Madrileño, momento en el que el nombre cambia para dar cabida al de ambos.

La historia del club es amplia y ramificada.

Por un lado, los promotores de Montañeros Madrileños provienen del antiguo Club Alpino Popular, y el nombre del club de un proyecto colectivo que fraguó en 1980 entre esa entidad, los ya desaparecidos Sociedad Deportiva Excursionista y Grupo de Montaña de Talbot,  y del Club Culmen, de la Asociación de amigos de la Unesco de Madrid. Proyecto destinado a organizar actividades de montaña en conjunto para los socios de los cuatro clubes y que funcionó durante varios años. Cuando aquella experiencia concluyó, se autorizó expresamente para que aquellos que tuvieran ilusión y ganas utilizaran el nombre para seguir adelante con el proyecto. Así surgió Montañeros Madrileños como club independiente.

Es de destacar que en 1990 con su nacimiento, dirigió una carta a los entonces 360 clubes existentes en Madrid, la mayoría de los cuales no contaban con socios, medios ni infraestructura suficientes, invitando a participar en el proyecto.

El antiguo Club Alpino Madrileño inició su andadura como Grupo de montaña del TIJ – Turismo Intercambio Juvenil en los años 60 del siglo pasado. Luego ya proseguiría como Club Alpino Maliciosa ya independiente de esa entidad y tras integrar a la Sociedad Deportiva Aralar, al Club Peña Blanca y al Club Belesar, que ya funcionaban juntos con el nombre de Sociedad Deportiva Madrileña pasó a denominarse Club Alpino Madrileño. Otras entidades que se integrarían posteriormente son los Grupos de Montaña de Arganzuela y de Chamberí. 

En la actualidad dentro del Club Alpino Madrileño existen además otros colectivos, con personalidad jurídica propia o no,  entre los que podemos destacar por su número el Club de Montaña y Senderismo de la Universidad Complutense de Madrid, el Grupo de Espeológia de Geológicas, Asociación de Amigos de la Sierra, Club los Leones de Guadarrama, Grupo de Montaña de la FNMT, Grupo de esquí y montaña de padres de alumnos del Colegio Arturo Soria y hasta una decena más, representando en su conjunto aproximadamente un 5% de los socios.  Todo ello en base a la posibilidad que el CAM ofrece de poder integrarse en un colectivo mayor de amplias posibilidades sin perder la propia identidad.