Información de actividad

Torre del embalse de Santillana en bici-18043-

Ficha técnica

Número de actividad
18043
Lugar
Colmenar Viejo
Fecha de celebración
11/02/2018
Fecha límite de registro
06/02/2018
Pernocta
No procede
Tipo de actividad
Montaña en familia
Tipo de transporte
Coche
Tiempo de duración
5 h
Tipo de dificultad
* * * (Tres estrellas, actividad dificultad media)
Desnivel positivo
291 m
Desnivel negativo
291 m
Distancia del recorrido
22 km
Gastos de compartir coche
10.00 €
Participantes
Exclusivo socios

Descripción

En las actividades de "Montaña en Familia" está previsto sólo la asistencia de personas/familias con niños, nunca de mayores de forma independiente.

Realizaremos un recorrido en bici por caminos y pistas en buen estado, saliendo de Colmenar Viejo y acercándonos al embalse de Santillana, donde visitaremos una península desde la que divisaremos un torreón con historia. Cuando en 1907 el rey Alfonso XIII inauguró el embalse de Manzanares el Real, llamado oficialmente como Embalse de Santillana, la apariencia del mismo poco se asemejaba a la actual, ubicado entre los términos municipales de Manzanares el Real y Soto del Real, en esta primera presa se construyó una genial torre de estilo neogótico inspirada en las galerías exteriores del Castillo de Manzanares el Real y el Palacio del Infantado de Guadalajara. La torre tiene forma octogonal, cuenta con 35 metros de alto y está decorada con bolas de piedra en sus caras, en el lado principal tiene tallado el escudo del Real de Manzanares, posesión de los duques del Infantado y en la base, hoy inundada, hay una puerta que da acceso a una barbacana que simula la entrada principal a un castillo. El levantamiento de dicha torre obedecía al interés de Joaquín Arteaga y Echagüe, marqués de Santillana y duque del Infantado, en impulsar la primera red hidroeléctrica de Madrid, que se hizo efectiva y suministró de energía a una buena parte de la ciudad durante un tiempo. Alcanzado el final de los años 60, ya con la gestión del embalse en manos del Canal de Isabel II, éste se quedó un tanto pequeño para los usos deseados; y así, paralelamente a la antigua presa, se levantó una nueva, más grande, que duplicaba la capacidad a casi 100 hectómetros cúbicos. La construcción original quedó sepultada por el agua, salvándose únicamente la mencionada torre, diseñada como un mero remache a la obra.


El plazo para apuntarse a esta actividad ha finalizado

« Volver al listado de actividades